Proyecto

 

 

Restaurante de cocina típica de la montaña leonesa muy relacionado con los deportes de montaña.

La decoración fue todo un reto. Debíamos cambiar totalmente y modernizar el aspecto del restaurante pero conservando su esencia de cocina típica local y de calidad. Dada la importancia que tienen en la zona (y para los dueños del restaurante) los deportes de montaña, empezamos a pensar donde podría haber un nexo con la cocina. Encontramos la respuesta en los pioneros del alpinismo de finales del siglo XIX. Decidimos ponernos en el lugar de una mujer de la zona que viaja a los alpes franceses hace 120 años. Nos imaginamos que habría conocido los grandes restaurantes de lujo al pie de los Alpes franceses y suizos. Regresa a su tierra con nuevas ideas y abre un restaurante en la casa familiar. En lugar de los grandes damascos de seda utiliza telas de la tienda de coloniales del valle y las ilustra con siluetas de animales del hayedo, abre grandes ventanas, decora las paredes con lienzos, cuelga lámparas (pero lo hace con lo que tiene: cestos de carbón)… y lo aplicamos a materiales antiguos con colores e ilustraciones del siglo XXI. El resultado final es la desubicación total de los elementos y un ambiente muy acogedor.

Ilustraciones: Graziela. Collage: Mario Alegre. Mural-escultura: Mario Alegre / Graziela